Espacio Crítico 7 otoño 2009

noviembre 4, 2009

La Entrevista del Siglo


Frost/Nixon es una película dirigida por Ron Howard que nos presenta la importancia de las entrevistas en los descubrimientos de la verdad. De esta forma, el film nos cuenta la historia de la entrevista de David Frost y Richard Nixon, una que marcó historia al encontrarse en la vorágine originada a partir del caso Watergate. He aquí un análisis desde una perspectiva de la comunicación.

Cuando hablamos de una entrevista, lo más importante que debemos nosotros saber es que buscamos saber la verdad de las personas. Necesitamos nosotros saber eso para así poder tener una entrevista que realmente sea significativa, es decir, buscamos conocer cómo es que se llevan a cabo las significaciones en la mente del individuo a entrevistar. Por ello mismo, resulta de vital importancia saber de qué manera se pueden formular las preguntas y realmente motivar al entrevistado a expresar esta significación verdadera y no exclusivamente lo que se debe decir.

En el caso particular de Frost/Nixon nos encontramos con dos adversarios que conocían plenamente a sus rivales, conocían sus hábitos, sus gustos, sus historias, siendo esto mismo la perspectiva que les mantenía jugar el uno con el otro durante la entrevista. Sin una preparación adecuada, lo más probable es que uno de los dos termine por ser devorado. Por lo mismo, cuando analizamos la cinta, nos damos cuenta de dos errores principales por parte de los contendientes. Por un lado, Nixon se confía desde un principio y demerita la labor de un presentador de televisión, al grado de que llega a menospreciar sus habilidades y decide no prepararse mentalmente para todas las posibilidades. Por el otro, tenemos a David Frost, un presentador de televisión, que busca recuperar su credibilidad como posible reportero y no toma realmente en serio el hecho de estar entrevistando a una de las figuras más importantes del siglo XX.

95e43/huch/2150/26

Probablemente, Richard Nixon sea uno de los presidentes estadounidenses más polémicos de todo la historia, al grado de que se han realizado más de 50 diferentes interpretaciones del mismo hombre en diferentes medios de comunicación. Así, nos encontramos con que su presencia es una que definitivamente vino a moldear la perspectiva a través de la cual se mira a las figuras presidenciales. Esto mismo se refleja en la cinta, al grado de que diversos personajes se dan cuenta de la magnitud de lo que significaría una confesión pública de culpa, logrando así desmitificar a la figura presidencial y realmente otorgarle un carácter más humano y más terrenal.

En el terreno de la comunicación es extremadamente importante que tengamos en cuenta que cuando somos periodistas podemos realmente modficiar la precepción del público hacia una determinada persona, ya sea para bien o para mal, por lo que es extremadamente crucial que busquemos conocer lo más posible acerca de la situación en la cual nos encontramos, cubriendodick1 absolutamente todos los ángulos, porque si no lo hacemos corremos el riesgo de cambiar el mundo, literalmente. ¿Qué hubiera pasado si David Frost no hubiera hecho la pregunta correcta a Nixon que lograra realmente ver qué fue lo que sucedió en el caso Watergate? Si Frost no hubiera buscado cubrir todos los puntos de investigación, entonces probablemente podríamos decir que absolutamente todo en el mundo sería diferente ahora.

O inclusive, regresando más al pasado, ¿qué habría pasado si los periodistas no hubieran realmente hecho la investigación que dejó ver la verdad del caso Watergate? Sin duda, no lo podemos saber con certeza, pero efectivamente lo más probable es que Nixon hubiera seguido en el poder afectando la historia mundial como la conocemos.

Por lo mismo, resulta de vital importancia que Frost reconozca que Nixon es una figura imponente, una figura que por el mismo emblema presidencial, marca y tiene una presencia que las figuras que conocemos día con día no poseen, pero que en medida de esta diferenciación, también es importante que se produzca una profundización en la entrevista y que se busque ir más allá de las banalidades. Esto se puede ver reflejado en diversos momentos en la película donde el personaje de Nixon realmente lgora evadir la gran mayoría de las preguntas recurriendo a cuestiones banales, que probablemente para un observador poco apto, pasarían inadvertidas. Sin embargo, cuando hablamos con periodistas, es necesario que tengamos en consideración que el mensaje no viene únicamente de lo que se dice, sino de lo que no se dice. ¿Y qué mejor manera de darnos cuenta de esto mismo si nuestro adversario/contraparte en una entrevista comienza a exhibir señales de preocupación? Nixon literalmente sudaba cuando se daba cuenta de que una pregunta realmente le estaba golpeando.

No obstante, no todo es miel sobre hojuelas para esta película y es que si bien es cierto que ha recibido buenas críticas por parte de críticos de cine, también es cierto que los historiadores se han quejado de muchas incongruencias históricas con la representación presentada en el celuloide. De esta forma, un fragmento de la cinta que nos muestra a Nixon vulnerable y quejándose de que siempre ha sido hecho menos por sus compañeros, resulta una cuestión bastante debatible por los eruditos, quienes desde un principio establecen que esa conversación nunca pudo haberse llevado a cabo. Aunque eso sí, hay que tener en cuenta que muchas de estas licencias dramáticas están basadas en progresión de los personajes y de relaciones que pudieron haberse dado de una manera bastante creíble. Por lo tanto esta confesión de Nixon no se ve ni siente extraña en términos humanos, puesto que si uno analiza algunas cuestiones de la vida de Nixon, se dará cuenta de que hay muchos momentos donde sus relaciones se pueden ver reflejados. Un claro ejemplo de esto es el concepto de que Nixon se sentía bastante inferior al compararse físicamente con Kennedy, y por lo mismo dejó que muchas de sus decisiones fueran tomadas por sus asesores de campaña.

Otro punto a considerar es que la entrevista es mostrada de forma más dramática que lo que en realidad fue. Esto lo podemos ver comparando un fragmento de la entrevista real con la entrevista presentada en la ficción. Aunque eso sí, mucha de la tensión se sigue sintiendo y se encuentra presente en la entrevista real.

En definitiva, si deseamos hablar de la importancia de las entrevistas es totalmente necesario que nos enfoquemos en una de las entrevistas más importantes de nuestros tiempos: Frost/Nixon

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: