Espacio Crítico 7 otoño 2009

agosto 17, 2009

Sábado Negro, José Ignacio García


KOALA RESCATADO POR BOMBERO

KOALA RESCATADO POR BOMBERO

Como estudiante, irse de intercambio a lugares de prestigio internacional es una de las experiencias mas memorables. Sin embargo, la expectativa de lugares paradisíacos y mundos perfectos puede ser decepcionada por el hecho de que los destinos académicos son también lugares reales.
Mi llegada a Oceanía no fue como la esperaba. El calor del verano se sintió desde el momento en que se abrió la puerta del avión y la temperatura no disminuyó por los primeros dos días de mi estancia en la ciudad de Melbourne, Australia.
Al tercer día, en mi eterna búsqueda de casa, experimento una sensación de deshidratación y calor indescriptible. Los 47 grados Celsius hacían de una de las ciudades mas bellas verse como el infierno en tierra. Afortunadamente, el gobierno local tomó medidas ante lo que fue el día más caliente en la historia del estado de Victoria. Pero el calor y el viento incontrolable, desataron la furia del incendio forestal mas grande registrado en la historia de Australia. Más de 250 personas perdieron la vida en el estado de Victoria y los daños ecológicos son prácticamente incalculables. Aunque este desastre se encontraba a varios kilómetros de mi ciudad de residencia, la preocupación y solidaridad de la gente hacían muy presente el desastre. Los cuerpos de bomberos citadinos fueron trasladados a los incendios, los cuerpos policíacos sacaban los artistas que llevan dentro dando conciertos en las plazas públicas para obtener recursos para los australianos afectados por el fuego.
El pánico se apoderó de los habitantes del estado, y el calor no cesó por diez días. Recibí mensajes por parte de la policía local tomando medidas por la posible expansión del incendio hasta la ciudad de Melbourne. Vía SMS, se pedía calma y precaución así como la cooperación económica y física en el control del desastre.
Las primeras experiencias en el país de los canguros, me dieron la imagen de haber escogido un lugar apocalíptico y agresivo para mi intercambio. Afortunadamente, los incendios fueron controlados y todo cambió de color, pero nunca olvidaré lo que fue Melbourne el sábado 7 de febrero del 2009 y los días de pesadilla que lo siguieron.

Anuncios

2 comentarios »

  1. Me pareció muy interesante la visión de un acontecimiento a través de una persona que no conocía nada del país- continente y que le toco vivir un desastre natural.
    Este artículo te da una perspectiva de dicho acontecimiento mucho mas humana y personalizada. Además de una visión sin prejuicios ya que desconocía la cultura y la vida de dicho continente. Me gusto mucho.

    Comentario por adela guindi — agosto 17, 2009 @ 11:28 pm

  2. Me encanto como de verdad logras trasmitirnos tu experiencia al punto en que nos sentimos casi casi ahi con los 47 grados de calor…y bueno la noticia del incendio debió haber sido muy impactante siendo que llevabas pocos días ahí.

    Comentario por israeleon — agosto 19, 2009 @ 2:49 am


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: